El puerto viejo

Salvo cambios en fachadas, la mayoría guarda su plano originario. Podemos encontrar, la fuente más antigua de Bizkaia construida a finales del siglo XVI.

 

Estas casas están construidas sobre el acantilado, adosadas contra la roca del terreno y presentando, por tanto, un fuerte desnivel, son casas entre medianerías, con cubierta a dos aguas. Lo más destacable era su pobreza. En general, los pescadores con sus familias ocupan las casas peores y más insalubres, a falta de iluminación y ventilación, con escaso espacio disponible, compartiendo a menudo varias familias la misma casa. Las casas en propiedad solían ser escasas, perteneciendo por lo general a armadores o patrones. Son casas que alcanzan gran altura, con amplios vanos sobre la fachada sur, que han ido sustituyendo con barandas de forja la madera de las antiguas ventanas y balcones. Contrastando con el blanco encalado se pintaban las carpinterías de vistosos colores, el verde entre los más habituales, de los que apenas quedan muestras en Bermeo.

La fuente de “Tres cantos”, es la fuente más antigua que se conserva en Bizkaia, además de ser una noble construcción con regusto manierista que permite abastecer de agua a las embarcaciones en tan temprana época como es el siglo XVI. Luce tres escudos muy borrosos, el central, el escudo imperial (águila bicéfala de Carlos V), el de la izquierda lleva el emblema del señorío bajo venera y el de la derecha las armas de la villa de Bermeo. Lleva mucho tiempo seca, con sus caños y piletas perdidos.

En la terrible galerna de 1912, fallecieron un total de 143 marineros, de los cuales 112 fueron bermeanos. En consecuencia, la flota de Bermeo cambió repentinamente de navegar en vela a buques de vapor. Las columnas de los pantalanes recuerdan los colores de las chimeneas de esos barcos.

La Vista de Bermeo, firmada y fechada en 1783, es la primera vista realizada por Luis Paret y Alcazar de la que se tiene constancia. Debió formar pareja con una vista similar, pero en lugar de estar captada durante la bajamar como esta, estaba realizada en un momento de borrasca. 

Para pintarlo, el artista posó su caballete en el muelle derecho de la bocana de entrada al puerto, hoy en día muelle Venancio Nardiz, concretamente en el punto en el que se encuentra ahora la escultura La ola de Néstor Basterretxea. Desde aquí el pintor podía divisar ampliamente la villa, que domina el puerto sobre un acantilado. 

Esta visión panorámica parte de la iglesia gótica de Santa Eufemia, situada a la izquierda de la composición, pasa por la emblemática casa-torre Ercilla, en el centro del cuadro, y llega hasta las ruinas de la iglesia de Santa María de la Atalaya, ubicada en el lado derecho. Construido en piedra arenisca, y de estilo gótico, por sus dimensiones (84 metros de longitud por 55 de anchura) este templo, documentado ya a comienzos del siglo XIV, había sido uno de los edificios religiosos más imponentes de Bizkaia.

En el cuadro de Paret se aprecia claramente cómo la torre de Santa Eufemia está en pleno proceso de construcción, encontrándose a medio concluir el campanario. Por lo tanto, cabe suponer, dado lo avanzado de la construcción de la torre y teniendo en cuenta que esta se finalizó en julio de 1783, que Paret se encontraba en Bermeo iniciando su Vista durante el primer semestre de 1783.

Hoy en día, esta pieza se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Otros puntos de interés

Turismo Bulegoa

Lamera Ibilbidea Z/G 

48370 Bermeo, Bizkaia

turismoa@bermeo.eus

(+34) 94 617 91 54

Website developed by arriguri

Photography by Izaro Abaroa